Etiquetas

La vida buena excluye el afán de poder porque,  paradójicamente, el exceso de poder incapacita  para la humanidad.