Etiquetas

Que te recuerden por el aroma que desprendía tu ser, no por la culpa que esparciste al morir.