Etiquetas

No  se queda “mudo” quien carece de palabras, sino quien no puede articular el pensamiento.