Etiquetas

, ,

Ante la muerte, solo deseo que quien pudiera necesitar de mí, haya interiorizado una figura benigna. Los que son ajenos a esta necesidad no me ocupa, y menos preocupa su recuerdo.