Etiquetas

,

Aseverar: “te castigo con el desdén de mi indiferencia”, es una mentira piadosa con uno mismo. Quien se siente desdeñoso o in-diferente, no se ocupa ni un instante en formular su desaire.