Etiquetas

, , ,

Si el Ser-suponemos y aventuramos- es lo incognoscible, lo inefable, lo que no se da como determinación existente ¿cómo podemos ni tan siquiera pensar y decir lo que no es, de lo que no sabemos qué es?