Etiquetas

,

Desde la existencia hay quien se catapulta a grandes trompicones por la vida. Eso es vivir, sin vivir el momento, ávido del devenir próximo que se le oculta.