Etiquetas

Reverbera el hueco metálico la sinfonía propia de los inocentes desmembrados e inertes. No hay ausencia más abrupta,  gélida  y vacía que la de aquellos que son caídos, no que rigurosamente caen.