Etiquetas

, , , ,

La era de la transhumanidad devastará, no solo la finitud humana sino, todo cuanto genuinamente caracterizaba lo bueno de la condición humana. Porque la ansiada “inmortalidad” perturbará los posibles sentidos que fundamentaban toda axiología y todo consenso ético.