Etiquetas

, ,

Expiamos la culpa, asfixiados por remordimientos punzantes, mediante rituales de reparación que, al no primar la cura del otro sino la propia, se muestran como formalismos huecos sin posibilidad de perdón.