Etiquetas

, ,

La candidez de una sonrisa temprana purifica toda podredumbre añeja y tardía; es un renuevo catártico que prolonga la voluntad de vivir.