Etiquetas

,

Tras un largo periodo de intensa actividad en el bloc, con la novela que se edita ahora y otra que está a medio camino, me concedo un par de meses de vacaciones en la publicación de post en esta bitácora.

El descanso nunca lo es de forma absoluta, porque de lo contrario habríamos perecido. Es un tiempo de oxigenación y de privilegio para la lectura, sin la cual acabamos estériles y vacíos de pensamientos renovados sobre el vivir. Por eso me parece necesario y obligado un paréntesis estival que, ante la inercia de escribir, me imponga un cierto sosiego mental.

El deseo es volver a retomar el bloc en setiembre con la misma pasión que me ha motivado hasta ahora. Os deseo, igualmente, un verano fructífero.

Nos reencontramos en SETIEMBRE!!!!!