Coherencia

Si aspiramos a la coherencia mediante un discurso legitimador que mitigue el ácido de la conciencia, estamos engrosando el exceso de narraciones “intelectualoides”, pero arrinconando la vida que es, al fin y al cabo, el auténtico tribunal que yace en la intimidad de cada sujeto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s