Expectativas

Estar a la altura de las circunstancias exige satisfacer las expectativas que otros depositan en nosotros. Es un reto, nunca deseado, difícil de alcanzar si consideramos que la posibilidad razonable de que actuemos, tal y como el otro espera, colisiona con la percepción de dos subjetividades, que devienen un criterio dicotómico de valoración. Lo más cuerdo es no aspirar ni a ser satisfecho, ni a satisfacer, aunque esto poco tiene que ver con los que emocionalmente fantaseamos.

3 comentarios sobre “Expectativas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s