El triunfo de los populismos ultraliberales

El neocapitalismo se impone sibilinamente como el pensamiento único; eso sí, su audacia le lleva a mostrarse como un populismo que puede conectar precisamente con sus propias víctimas: aquellos que se hallan en situación de pobreza debido a una crisis que, si no nos engañamos, no puede ser superada por los ya excluidos económicamente, que se arrastran como supervivientes en un entorno hostil. Los escollos del sistema económico triunfante son precisamente el aumento de las bolsas de pobreza y la situación crítica del cambio climático. En este sentido, la disgregación ideológica y atomizada es una herramienta tremendamente útil para el neoliberalismo. No vayamos a creer que el feminismo, la inclusión de las reivindicaciones de género, los ecologismo y tantos movimientos corporativistas, que van apareciendo, son un arma eficaz contra este pensamiento único, porque lo que tiene de único es el capitalismo que se asienta como único sistema económico viable, y en este sentido la diversidad aumenta las posibilidades del mercado.

No hay que olvidar que el populismo es un virus que también se ha extendido a las posiciones izquierdistas pero con pocas posibilidades de triunfar, porque al no excluir a los movimientos migratorios y prometer protecciones sociales por parte del Estado, su proyecto se desvanece en la incredulidad de los que experimentan día a día, en propia carne, que este benefactor es insostenible, en este contexto hipercapitalista, y va tocando progresivamente a su fin.

Los momentos de profundas y prolongadas crisis económicas siempre han dado al traste con propuestas que no sean populistas y nacionalistas, porque el pueblo se cree de veras, que esas son las prioridades de esos proyectos pujantes, en oposición a la izquierda denostada por no haber sabido contrarrestar las corrientes que se avecinaban de forma irreversible.

Así es que, Andalucía es un caso más del crecimiento de la derecha radical en el resto de Europa y EEUU, eso sí, bien enmascarada con un discurso para el pueblo y con el pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s