Apresados

2 comentarios

Rasgamos el tedio cotidiano desertando un breve espacio del tempo que nunca nos pertenece. Guarecidos en lugares ignotos para el resto, nos figuramos ser rebeldes que descuartizan la monotonía impuesta. Pero, desdichadamente, padecemos el mal de la inercia incrustada que nos conmina a la repetición de los esquemas interiorizados. Así, antes que desestructurar el yugo que nos somete, adoptamos formas confusas que operan como engaños, para descongestionarnos de la opresión sintiéndonos subversivos.

Porque no podemos asumir que no hay sedición posible en un sistema multi-individualista que metaboliza toda posibilidad; incluido lo presuntamente imposible.

Plural: 2 comentarios en “Apresados”

  1. Quizá a sabiendas de lo iluso que resulta quiero creer que si existe esa posibilidad, aunque no sepa como desarrollarla.

    No la de ser “realmente rebelde” como individuo atomizado, sino la de salir de ese esquema donde la rebeldía individual se nos antoja como lo más subversivo posible.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s