La última tormenta

3 comentarios

Diluvia con una compulsión rabiosa y vengativa, entre rayos y truenos que descargan violentamente su ira contra todo aquello con lo que colisionan. Los antiguos hubieran sentido la acción tormentosa como la manifestación de la inquina divina.

Nosotros no.

Porque sabemos las razones meteorológicas que justifican este fenómeno; lo hemos despojado del carácter de acto que implica la presencia de un sujeto con voluntad.

Nosotros no.

Aunque entre el ropaje del lecho resurge en nuestro interior ese infante temeroso, que entre ensoñaciones oye el estruendo de la tempestad y rebusca un escondrijo para escudarse y sentirse a salvo.

Nosotros no.

Pero sentimos un eco lejano que nos lleva a presagiar el apocalipsis, una especie de explosión de la naturaleza rebelada contra el humano, cuya gesta se ha ido anticipando con catástrofes que han asolado pueblos, desbordado ríos, descuajado árboles y hasta diques de hormigón armado.

Nosotros no.

Acaso porque presagiábamos las consecuencias que se irían sucediendo de nuestra depredación, sospechábamos que esa personificación de los fenómenos naturales era mítica, y que el único agente responsable de esta devastación éramos nosotros: sujetos y pacientes de nuestra avaricia restaremos absorbidos por el ansia del más, siempre más.

Nosotros no y sí: porque no atribuimos los desastres a la némesis de deidad alguna, sino que sabemos, aunque no osemos decirlo, de dónde surge este fenómeno atroz que anticipaban muchos hace décadas.

Sumergidos, ahora, en los desencadenantes de una forma de vida insostenible, debemos asumir con coraje la cosificación e instrumentalización del mundo que hemos consumado sin pudor, y reparar en lo posible el daño a los que siendo inocentes, aun, sufren el naufragio de una civilización exigida a repensarse a sí misma.

Nosotros sí, aunque lo balbuceemos murmurando.

Plural: 3 comentarios en “La última tormenta”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s