El Êthos: la moral como gesto espontáneo -revisión de un texto del 2012-

5 comentarios

La deliberación moral nos pone siempre al límite de nosotros mismos, en la medida en que nos obliga a afrontar decisiones controvertidas y que –queramos o no- nos devuelve siempre nuestro rostro en el espejo. No pensemos “grandes” decisiones morales, en el sentido de que sus consecuencias puedan dar un giro sustancial al devenir. Sino en aquellas que cotidianamente y a veces con premura nos vemos obligados a tomar. Hablaba, tiempo ha, con unos alumnos en la clase de filosofía sobre si podíamos comparar la grandeza de las decisiones morales, si había decisiones morales de alguna manera mayores y otras menores. La cuestión me resultó sugerente si tenemos en cuenta que la mayoría de dilemas morales a los que nos enfrentamos en la vida podrían ser considerados “menores”, en cuanto a las repercusiones que tienen en la sociedad. Esto nos llevaría de forma inmediata a minimizar nuestra responsabilidad moral, ya que lo nuestro son “pequeñas” decisiones. Entonces alguien, con perspicacia, matizó que las decisiones que ellos tomaban en su presente eran un botón de muestra de las decisiones que tomarían en situaciones más complejas.

Y, este diálogo, me ha llevado a formular una convicción que no es nueva, pero que entiendo lúcida, lúcida: somos lo que vamos haciendo de nosotros en cada decisión, soy generoso si actúo con generosidad, soy bondadoso, si actúo con bondad. “El hábito hace la virtud” decía Aristóteles, y me adhiero cada vez más a la idea de que somos no sólo lo que nuestra voluntad quiere sino el residuo de las acciones coherentes con esa voluntad buena. Hay buenas personas, casi prescinden de la deliberación moral, porque su êthos es virtuoso y actúan, de forma espontánea, de la misma manera que lo harían si hubieran analizado las circunstancias y su posible acción con el cedazo de la conciencia moral. Hay personas buenas….y hay personas…..hay cabrones…y hay desgraciados….

Tal vez la educación del carácter moral no es ninguna banalidad.  Quizás si instauráramos en los individuos una inercia hacia la virtud, gestaríamos sistemas menos corruptos; políticos y economistas menos adulterados…y nosotros mismos seriamos menos sobornables.

Sé que la cuestión es controvertida, porque estas ideas también las leen corruptos. Pero quizás ha llegado el momento de platearnos –lo que ya se planteó JS.Mill- ¿Por qué las sociedades crean individuos tan maleables y tan fácilmente corruptibles? ¿Será el sistema económico y social? ¿Será la convicción egoísta de tonto el último?

Es decir, el tonto es el incapaz de egoísmo; el egoísta aquel que acelera el ritmo de su acción siempre y en todo lugar para no ser tonto.

Plural: 5 comentarios en “El Êthos: la moral como gesto espontáneo -revisión de un texto del 2012-”

  1. Si la moral fuera verdadera voluntad y la educación no fuese vista inconscientemente como un sofisma, creo que las personas tienden al bien, la moral bien entendida no es la misma de la que nos habla el pensamiento dominante, debería ser no oportunista ni fundamentada en el egoísmo. Me ha gustado lo que has reflexionado acerca de que la buena gente actúa espontáneamente sin dilucidar propósitos, muchas veces, ocurre en la vida cotidiana.. Y yo añado Ana, sin esperar nada a cambio, solo por convicción y ahí volvemos a la moral por principios. Y a la parábola del tonto, que es incapaz de actuar por egoísmo porque no intenta adivinar las acciones para objetivos perversos o malintencionados. Creo que la sociedas y el modo de produccion influyen, es decir el sistema político y económico. Gracias por tus posiciones sinceras y por mencionar a Aristóteles y por tus conclusiones basadas en enseñanzas filosóficos, Ana. Siempre me haces reflexionar. Un gran abrazo

    Me gusta

  2. Creo que la moral es algo que se construye, qué está bien? qué está mal? cuál es la “norma” a seguir y que siempre y en todo caso tenemos responsabilidad moral, seamos conscientes o no de ello. En este caso el llamado egoísmo, entendido como búsqueda exclusiva del propio bien, lo veo más más bien en ese intento de minimizar nuestra responsabilidad moral. En asumir esas «pequeñas decisiones» como bien dices como sin importancia, y si todos hiciesemos lo mismo? ya no sería ni pequeño el impacto ni tan sin importancia. Por otro lado si se actúa de forma irresponsable (me refiero a inconsciente, sin detenerse a pensar) en situaciones pequeñas, cuando lleguen las complejas probablemente no serás capaz ni de reconocerlas. Aquí permite que sea un poco «antigua» si cabe, pero Kant suena muy lógico al pedir que obraras como si tu máxima fuese universal: Al elevarlo a noma que seguirá todo el mundo te obliga a ver los detalles, las excepciones y la importancia de esa acción que en principio pudiera parecer insignificante. Por otra parte te lleva también a pensar si vas a buscar tu bien este depende en mucha medida de lo que los otros hagan en las mismas circunstancias, no sin antes obligarte a pensar: cooperar con quién? para qué? quién se beneficia? es bueno? es malo? Tu post me ha gustado, la moral, la ética y la estética son mis temas favoritos jejeje. Saludos 🐾

    Me gusta

    1. Gracias. Aunque me apasiona Kant, hay que tener cuidado porque su ética, al ser formal, no se detiene en las consecuencias de la acción, es decir en los contenidos concretos…. Sería deseable que todo el mundo actuara orientándose por el princio del deber, la universalidad de la norma? Con lo cual los resultados de la acción no pueden ser considerados pq caeriamos en las eticas materiales que él denosta, por ser interesadas: conforme al deber, pero no por deber…. Sí, es un tema apaionante

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s