Abundancia versus calidad

Un comentario

La abundancia no me pertenece, pero si la calidad de cuanto me envuelve y me constituye. Como una neblina casi imperceptible, aunque sentida, me hallo reflejada en miradas que me enaltecen, consienten y me conceden guiños entre condescendientes y preventivos.

Siendo, soy lo que fui y lo que con ello voy haciendo; siempre auxiliada por espejos brillantes que estimulan la voluntad de descubrirme en cada gesto y cada acto que me brota o decido, porque la auténtica ceguera no es la de la vista, sino la de la mirada[1].

Así que, rodeada de compasión —en su sentido etimológico—y compadeciendo tejemos redes de manos aferradas que nos sustentan, haciendo válido el supuesto de que nadie es nada sin los otros.


[1] “RELATOS Y AFORISMOS. Lo que no nos mata nos fortalece” Ana de Lacalle. Célebre Editorial. 2019

Singular: 1 comentario en “Abundancia versus calidad”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s