Epitafio de una deconstrucción anunciada -relato corto-

2 comentarios

La bestia horada las entrañas, una implosión que esparce las vísceras por doquier ha tenido lugar; al fin, era su destino. La presión soportada, a base de constituirse en el individuo impostado que todos esperaban, ha fracturado su morada interna irremediablemente. Y es que fingir que se vive, existiendo como otro que no se es, tiene un coste taxativo: se acumula la tensión, la rabia de autonegarse continuamente para hallar un lugar en el mundo. ¡Ah! Ajeno lugar que no le pertenece y que comprime para expulsarlo, hasta que la tempestad arrasa con lo que no se es y con lo que se era ¿Qué resta? Nada, una nada dolorosa sin sujeto, adherida a un despojo que solo espera que su finitud se cumpla para redimirlo.

Plural: 2 comentarios en “Epitafio de una deconstrucción anunciada -relato corto-”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s