Etiquetas

, ,

Mientras ardamos  de perentoria carencia, nunca sabremos si amamos o necesitamos.