Etiqueta: Tiempo

La paciencia de escribir

Si escribiendo una novela te tropiezas con  un escollo del que no puedes zafarte con maestría; es decir, generando una metáfora que dote de contenido simbólico lo narrado -más allá de la literalidad del texto-, permanece, regodéate en el transcurrir de un tiempo  que la vida necesita para que puedas ver y mirar esa sustancialidad

Seguir leyendo

La trampa del tiempo

El tiempo parece un continuum centrifugado,  no avanza, no se agosta ni se consume. Existe un punto de infinitud del que no podemos evacuarnos, atrapados en ese hondo y vacío abismo desistimos exhaustos y vencidos. Acaso por un absurdo cósmico que nadie supo aprehender y que devastó nuestra posibilidad de ser y, por consiguiente, negados

Seguir leyendo

Mudar

El tiempo ese gran escultor –que decía Marguerite Yourcenar- va cincelando perfiles en continua evolución que dejan de ser, para devenir otros. Así, vamos puliéndonos paulatinamente, mudando convicciones, sentires y cosmovisiones que no constituían ese eje vertebrador que se nos antojaba inquebrantable ¿quiénes éramos entones y qué resta de nuestro ser? Acaso fundamentalmente la actitud

Seguir leyendo

Año 2019…uno más, o uno menos…

El tránsito de un año a otro se celebra mediante una diversidad de rituales y festejos a lo largo del mundo. Aunque sabemos que en realidad nada cambia, pues nuestra mente exige una continuidad espacio-temporal (tal vez no sea tan solo una exigencia cognitiva humana) y así, el año nuevo es el día después del

Seguir leyendo

Lo temporal

Conforme la concepción del tiempo se dilata la intensidad de las vivencias desgarradoras son las que lo habitan, y la causa de esa percepción interior de lo temporal. Por el  contrario experiencias gratificantes y vivificadoras provocan una contracción fugaz de cuanto sentimos, mudándolo en un efímero ensueño que se nos antoja, por breve, imaginado o

Seguir leyendo

Pérdidas

La cuestión crucial sobre cómo se gestionan las pérdidas puede resultar un absurdo, si atendemos al hecho de que el hueco vacío, de quien o lo que ya no está, no puede ser más que sufrido. Sugerir que el tiempo desvanece la nada arraigada en nuestro interior es desmerecer la misma pérdida. También podríamos aproximarnos

Seguir leyendo