Etiqueta: Política

Política y su escisión de la ética: ¿debemos asumirlo sin más?

Nada me deja un regusto más agrio y amargo que el hecho de escuchar e intentar metabolizar las burdas palabras de esos individuos que, congregados en el supuesto parlamento del pueblo, se descentran de lo que es apremiante, vitalmente acuciante para los ciudadanos, y malbaratan el tiempo, que les hemos cedido remunerándolos, discutiendo sobre quién

Seguir leyendo

La crisis del conoravirus o la caducidad de una forma de vida.

El ejercicio de la escritura no es una actividad que se nutra exclusivamente de la voluntad. Hay “un algo” indescriptible, casi inefable que genera una fluidez de ideas, palabras y, sobre todo, un decir necesario para quien escribe que nos excede, nos supera y no está en nuestras manos. No desearía hablar de inspiración porque

Seguir leyendo

Elecciones y política: una jaula de grillos

Es evidente que desde posturas dogmáticas, que devienen convicciones arraigadas, no puede reconstruirse sociedad alguna. La contraposición de  unos y otros solo deriva en una jaula de grillos, carente de voluntad de ningún consenso o pacto que conduzca a la mejora de la vida de las personas. La estrategia es la derrota y aplastamiento del

Seguir leyendo

Arde Francia

Quien gobierna para los potentados económicos, provoca, se enfrenta y se arriesga a que la masa resucite de su aletargamiento y se revuelva iracunda contra quien los explota y exprime excediendo el umbral de lo tolerable. Podría parecer que la quema de edificios, coches y otros actos violentos han surgido repentinamente en el seno de

Seguir leyendo

Del “debo” al “puedo”

¿Qué debo hacer? Se preguntaba Kant urgido por la necesidad –que respondía a su propia convicción- de hallar una forma que universalizara  las normas morales. Hoy, recluido el deber en el ámbito de lo privado por una escisión nada apropiada entre individuo y sociedad, quienes siguen zarandeados por la urgencia kantiana se preguntan con una

Seguir leyendo

El final de la política.

  La crítica al desolador panorama político se neutraliza siempre con la estrategia de la identificación. Nada se deja decir desde una perspectiva algo objetiva, porque se apresuran unos y otros a desmerecer lo enjuiciado como tendencioso y malévolo. Tal vez, sea así, pero en tal caso se está evidenciando el final de la política.