La ley como herramienta humanizadora

En los  aledaños de la insensibilidad se han instalado efigies de mármol, que en su naturaleza de imagen representan el frío cálculo de quienes abordan los asuntos humanos con rigidez normativa. Sin posibilidad, por epidérmicos, de interpretar el espíritu de las leyes –como destacaba Montesquieu- aplicándolas mecánicamente como robots avanzados (¿?).

Así, parece que el hombre esté hecho para la ley, y no como rezan los textos bíblicos, la ley para el hombre.

Renacer

Etiquetas

, , , ,

Arrullados por un atardecer conmensurable, renacemos, como el ave fénix, de las cenizas derivadas de la incineración existencial. Nada se nos antojaba posible y, finalmente,  lo más anhelado devino real.

Renegamos de esperanzas fútiles para resistir y persistir, por ello, desde el pesimismo realista detectamos con una fina sensibilidad lo que despunta por inusitado y especial: ese ocaso del renacimiento.

Híbrido

Etiquetas

, , , ,

Tras un breve paréntesis, impuesto por el guion vital, regreso a estas hojas blancas dispuestas, para mi ventura, a empaparse de cuanto sea capaz de ofrecerles. Las galeradas de una novela, Híbrido, que saldrá publicada en junio han concentrado mi atención y tiempo. Es una obra breve, de unas noventa páginas, de pretendida intensidad interior, en la que deseo rescatar a todos los infantes que viven una existencia injusta, despiadada y sometida a la veleidad de los adultos. Desde las páginas de esta obra, intento mostrar las consecuencias de un maltrato que tiene su reverberación en la vida futura de esas víctimas pulverizadas y cómo la  resiliencia -relacionada por  Michael Rutter en 1981 con las aptitudes personales de sobreponerse a la adversidad- puede estar presente, a pesar de que la existencia se vea truncada parcialmente por los residuos nunca ausentes del maltrato.

Híbrido es la historia de los “sin voz”, con la voluntad de alzar el volumen de ese silencio hasta que devenga un grito que desgarre las conciencias.

“Carpe diem”

Etiquetas

, , , ,

Que la vida nos otorgue oasis es como recibir un mensaje divino que exhorte: “Carpe diem”, que según la frase de Horacio – “carpe diem quam minimum credula postero”- nos invita a cosechar el día, a vivir intensamente el presente sin fiarnos  o esperar al futuro. Esta máxima anima a no desperdiciar el tiempo en aferes insustanciales, y por ende a extraer el máximo provecho, disfrute en un sentido espiritual, de cada instante vital. Lo cual no está reñido con saborear placeres que, sin ser el objetivo primero, suavizan y dulcifican  la vida, hacen de ella un acontecimiento relevante. Por ello, una interpretación que puede hacerse se aleja de frívolo mandato hedonista postmoderno que muchos han entendido como una entrega irracional a los placeres mundanos.

“Carpe Diem”, o vive la vida que tú elijas a cada instante, aquella que haga de ti un humano pleno, no fútil.

Olvido versus perdón

Etiquetas

, , , , ,

El acontecer, como lo nítidamente acuciante que han causado otros por mala voluntad, no permite el olvido y, sin éste no es veraz el perdón dado ni público, ni privadamente. Quizás porque sin posibilidad de olvidar no hay reparación del dolor, y mientras el sufrir yace sumido en el llanto ¿cómo absolver a los culpables?