Etiqueta: Reconocimiento

El Yo fortificado

Quien se fortifica deviene un individuo centrifugado en su ego y, probablemente, muy selectivo en el trato social. De entrada podríamos pensar que esta posición es una repulsión narcisista, que enalteciéndose a sí mismo desprecia lo otro. Pero, quizás erraríamos sin apercibirnos de que el narcisista precisa del reconocimiento ajeno para sustanciarse, motivo por el

Seguir leyendo

Re-conocer: la posibilidad filosófica.

El término “reconocer” puede entenderse, al menos y para lo que aquí nos ocupa, en un doble sentido: el primero como un acto de identificar lo permanente ya conocido, tras un largo lapso de tiempo en el que se han producido cambios aparentemente significativos en “la cosa”, o un segundo significado que implica la actualización

Seguir leyendo

Traductores y exegetas

Como asevera Bruno Bettelheim en el prefacio de su obra “Freud y el alma humana”[1], las traducciones inglesas, en su afán de cientifismo, han vertido una versión distorsionada de los textos originales de Freud: “Conversaciones sostenidas con mis amigos han puesto al descubierto que muchos que, como yo, tienen el alemán como lengua materna y

Seguir leyendo

Mostrarse

No es un ejercicio liviano el reconocimiento de las propias insuficiencias, carencias y limitaciones. Es como identificar lo sucio que velamos a los otros en nuestro aparecer casi impoluto, y vernos disociados entre lo que mostramos y esa mezcla que nos enmugrece y nos enturbia. Quien se siente capaz de desenmascararse ha conseguido, en primer

Seguir leyendo

La virtud de la honestidad

La honestidad, virtud inherente a cualquier otra, no siempre es reconocida ni ponderada en el valor que posee. Exige un ingrediente de generosidad, autenticidad y descentramiento del yo, a fin de priorizar lo veraz por encima de cualquier interés particular. A menudo ser honesto perjudica, en la medida en que supone un desnudarse ante los

Seguir leyendo

Buenos profesionales

Muchas personas ejercen su profesión con vocación –aunque haya caído en desuso- generosidad y honradez, y qué lástima que no sean tratados laboralmente como se merecen, y ojalá otros merecieran ser tratados así. Lo cual no excluye que el maltrato generalizado a los trabajadores desde la reforma laboral, la “crisis” que pagaron los de siempre,

Seguir leyendo

El ansia de escribir

Escribir es una necesidad que al ser satisfecha puede generar arte o vómitos por compulsión. En cuanto, carencia exige su resolución y no es posible abandonar su práctica. Resta ser ecuánimes y otorgar el lugar preciso con respecto y elegancia. Pero también, el preciso reconocimiento cuando éste sea merecido.

Prismas

Al negar lo otro como sustancia, lo convertimos en accidentes, impertinentes incluso, del yo enaltecido. Nos hallamos en un solipsismo filosófico que los psiquiatras denominan esquizofrenia. Todo reluce según el prisma con el que se mira. Sabios y entregados filósofos o locos de atar.