De la nada, nada hay

De la nada, nada surge, reza el principio griego; o dicho de otro modo todo tiene una razón de ser, incluso aquello que parecer florecer aisladamente como un brote de esperanza, es en cualquier caso, el efecto producido por ausencias irreparables; pero nunca algo surgiendo de la nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s