Idolos de paja

No hay comentarios

Una sociedad laica que  proviene de la caída del Dios omnisciente, omnipotente y omnipresente se sostiene buscando ídolos que sin trascender lo humano encarnen un ideal casi sagrado de este. Esos dioses de carne y hueso se trazan por su excelsa capacidad en alguna actividad socialmente muy valorada y, en consecuencia, por el poderío económico que alcanzan. Esta última característica implícita conecta con el perfil de hombre de éxito en el capitalismo imperante, con lo cual refuerza la figura del ídolo. No se idolatra a un héroe de paja,  cuya heroicidad no le haya convertido en un potentado económico.

Así, el Dios de la tradición deviene un héroe de paja cuyo verdadero mérito es haberse convertido por su excelente condición en un individuo con poder económico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s