Individuo, grupo, nación

Lastrados por una historia, siempre ambigua y subjetiva, disertamos sobre una identidad difusa a la que nos aferramos, por pavor a no ser nadie. Así se sostienen individuos –no sujetos- grupos –no comunidades- y naciones que se elevan ya en su grado de abstracción a tal punto, que devienen un ente espiritual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s