Etiquetas

, ,

Ante la figura de un filósofo que destruye andamiajes fortificados, la reacción es el dogmatismo, síntoma inequívoco de las trampas encubiertas del sistema devastado.