El decir,como catarsis

Aunque, como ha constatado algún filósofo, no tengamos nada relevante que decir a la humanidad, si, de hecho, seguimos deslizándonos como surfistas por el oleaje lingüístico, es porque el humano necesita verbalizarse para saberse siendo e intentar   comprenderse. No haga falta, quizás, que nuestro decir convulsione el mundo, porque hay momentos en que lo que parece insulso contiene una verdad inasible: que sin la palabra dicha y escuchada la soledad y el atropello mental devienen una andanada contra uno mismo. Más nos vale escupir el llanto formateado por el lenguaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s