¿QUIÉN SE COMPADECE DE YEMEN? Por Ana de Lacalle

8 comentarios

Artículo de hoy en MASTICADORESFOCUS

Masticadores

Estamos sumidos en la inquietud por una guerra que se ha desatado, como punta del iceberg de un conflicto añejo no resuelto, en Ucrania a raíz de la invasión de este país por parte de Rusia. La ubicación geográfica en Europa, la voluntad del gobierno y de una parte importante —pero no de todos— de los ucranianos de entrar en la OTAN y en la Unión Europea se han convertido en amenazas preocupantes para Rusia, la cual percibe como un intento de rodearla y amedrentarla con estados colindantes aliados del bloque occidental.

La alerta de este conflicto bélico radica en la posibilidad de que se convierta en el detonante de una posible III guerra mundial, algo impensable para muchos tras la devastación de la II guerra mundial y teniendo en cuenta que la dotación armamentística y tecnológica de los estados que entrarían en el conflicto podría suponer una destrucción masiva.

Ver la entrada original 254 palabras más

Plural: 8 comentarios en “¿QUIÉN SE COMPADECE DE YEMEN? Por Ana de Lacalle”

  1. Ya sabes, de lo que no se habla, no existe… Vivimos en la era de la suprainformación canalizada en intrereses concretos. Corre a cuenta de cada cual sentir que la ubicación del horror no puede dejarnos indiferentes.

    Leerte es un ejercicio muy instructivo.

    Salud.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¿Yemen? ¿No es acaso un lugar dejado de la mano de Dios y cercano a esos infieles mahometanos? ¡¡San Hegel nos ampare de preocuparnos o interesarnos por esos pueblos ajenos al Espíritu etnocéntrico de la Historia!! Deberíamos seguir el ejemplo de Dinamarca y abrir las puertas a los ucranianos y cerrarla a esos sirios infieles….!estos filósofos tan errados…. y dejados de la mano del Dios blanco, ojo azul, macho, varón and masculino…Amén…( Mi otro Yo utilizando a la Filosofía para torpedear a la profesión, sorry….)

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo apuntaría algo más: en el caso de Ucrania interesa remarcar lo malo malísimo que es Putin, a la altura del Doctor No de las películas de Jaime el rubio; por eso los más mierda no dejan de bombardear con la crisis de los refugiados ucranianos; y por eso ahora la cruz roja está recogiendo donativos para este fin. Entre paréntesis: la iglesia católica tiene dinero de sobra para ayudar a los refugiados. Hoy en el supermercado me preguntaron si quería colaborar, con esa típica presión para que uno quede en evidencia supuestamente si se niega. Respondí que no; que no se había recaudado ayuda para los refugiados sirios, afganos ni irakíes. Pues el tema es ése: cuando las víctimas las provocan los gringos o sus aliados, lo silencian; pero si lo hace una potencia rival, lo airean. Y los más mierda todavía son tan cínicos de decir que la población se siente presionada con la sobre información sobre la guerra. Pero no dejan de apabullar.

    Le gusta a 1 persona

Responder a azurea20 Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s