Etiqueta: líneas que nunca se deben cruzar

Una residencia para niños con discapacidad: es su “hogar”. Exijamos actitud y aptitud de la institución en la contratación de los educadores.

Un desgarro interno que sangra y sangra amenazando con provocar una implosión desemboca, a causa de la presión externa ornamentada de ninguneo y menosprecio, explotando cual bomba afanosamente construida. Mas no hablamos de cosas ni objetos, sino de un sentir y un sufrimiento humano, de un este concreto y singular, y no otro. Un jirón

Seguir leyendo