Existencialismo

No hay comentarios

Una de las nociones claras que sustenta el existencialismo es la idea de que el hombre es lanzado al mundo, proyectado, de tal forma que obtiene su existencia, que parece ser previa a la esencia. Lo problemático que inmediatamente se derivaría es de dónde, quién y con qué fin es proyectado.

Aquí Heidegger, en su intento de buscar un sentido, un fin a ese ente lanzado al mundo, parece ser el gran maestro que no se diluye en el nihilismo; antes bien ontifica la nada deshaciéndose del riesgo de nadear en el vacío. En su lugar se debate con la angustia como síntoma de la presencia de nada.

Otros como Sartre, insisten en la idea del hombre como proyecto –no proyectado por otro- y el coraje para ir gestando decisión tras decisión quién es, cuál es su esencia. Reelaboran el problema hacia la cuestión de la libertad, como ámbito en el que se debate lo fundamental. La angustia aparece aquí asociada a la necesidad de decidir, el vértigo ante la responsabilidad.

Se aborde desde el fin o el sentido directamente o desde cómo forjamos la esencia, lo que angustia al hombre a lo largo de su existencia es el miedo al vacío, ante el cual se protege con fines que le trascienden, o un mundo desbordante de responsabilidad. Lo certero es estar ocupados para no pre-ocuparse con lo que pueda venir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s