Desarraigo

No hay comentarios

Ojalá el desarraigo del aquí y ahora que tensa, sin elasticidad alguna, la sujeción ciega, fuera posible. Emerger desde la llanura de barro para recuperar la distancia precisa y necesaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s