Etiquetas

,

Hace días que pisas erguido desplazándote solito por tu casa. Con ese afán de moverte y buscar, de hacer más de lo que podías, inventando desde tu autonomía formas de crecer a destajo. Todo un héroe en miniatura, de esos que nadie reconocerá nunca, pero que los que te queremos –por supuesto mamá y papá, y muchos más- te vimos luchar aquellos primeros días por vivir en la clínica, portándote ya como un campeón, y ganándole la batalla a los virus bacterias y demás bichejos. Y ha pasado casi un año Isaac y eres un muñeco inquieto ávido de crecer más deprisa de lo que se puede. Lucha, lucha con tesón y perseverancia porque no hay más secreto en esta vida, y a tu lado nos tendrás a todos, a tus papis por supuesto, y a los que te añoramos desde lejos en Barcelona, siempre.

Sigue así pequeño gran héroe!