El hombre diluye lo humano

Esta vía iniciada, y parece que trazada irreversiblemente, es lo que se ha denominado el transhumanismo o, para partir de una misma concepción, el tránsito de lo humano a lo posthumano. Es decir, de un sujeto que será un híbrido entre robot y humano, y que por el aumento de sus capacidades y esperanza de vida podría llegar a dominar, sin mucho esfuerzo, al subgénero inferior que pasarían a ser los humanos. Parecen cumplirse, en este panorama apuntado, muchas de las prospecciones que la ciencia ficción ha lanzado en los dos últimos siglos como posibilidades metafóricas y con poca credibilidad.

Pero, para bien o, me temo, que para mal, algunas de estas figuraciones ficticias son cada vez más una posibilidad que, en tanto que oportunidad, difícilmente se detendrá por el tamiz de reflexiones éticas sobre el poder de hacer.

Podemos encontrarnos con un mundo dualista de manera casi estamental: los posthumanos que serán los que poseen el poder económico y la capacidad de decidir, y la de los humanos que como seres inferiores acabarán sometidos y esclavizados por esa raza que ha superado la condición humana.

Lo más lamentable es que este poder de desarrollo científico-tecnológico podría volcarse en fines humanitarios que salvaran de la miseria, pobreza extrema y las guerras a millones de individuos que, víctimas de la avaricia ciega de quien puede, nunca conocerán el lado amable de la vida. Y lo considero  lamentable porque, como bien sabemos, no será este el uso que se hará de este desarrollo del conocimiento y la tecnología, sino que, sin posibilidad de evitarlo, todo cuanto supone un avance en la capacidad.de modificar el tipo de vida, seguirá al servicio de los que financian las investigaciones y lo utilizarán en provecho propio.

¿Tendrá un final voluntario y decidido por el poder de la razón humana? O, por el contrario, ¿el final sobrevendrá sin preverlo como resultado del egoísmo que acaba siendo el criterio más irracional aplicado por la especie?

“Polvo sois y en polvo os convertiréis” o quizás en desechos de ferralla y átomos pulverizados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s