El materialismo como realismo

El materialismo, como negación de una realidad trascendente, es la noción que cautiva a un mundo que no evidencia más que uniformidades y efectos derivados de las denominadas teorías científicas –en última instancia hipótesis provisionales- o de las acciones humanas, únicamente limitadas por su propia potencia. Sujetos a estas dos intervenciones, no podemos dar crédito a ningún tipo de entidad que desde un paraíso imaginario, observa las atrocidades que acontecen.

Si Dios es una idea creada por la necesidad humana, es una mala idea por infructuosa. Si, por el contrario fuese el referente de un ente de tal naturaleza, de qué sirve su presencia si su contrapuesto ideal, Satanás, parece que sí interviene en el mundo a través de los humanos generando tragedias, abusos, esclavitudes y muertes de millones de inocentes.

La cuestión, aunque no todo individuo esté de acuerdo, es ¿para qué necesitamos un Dios absolutamente ausente? ¿Para soportar esta existencia carente de sentido? ¿Para no perder la esperanza y suicidarnos en masa?

El hombre debería quizás asumir la vida sin Dios, y destronar a esos diosecillos que someten a la mayoría de humanos a sus intereses. Pero solo una perspectiva materialista, y por ello realista en relación a lo que parece que sabemos, puede ajustar nuestras acciones y provocar una rebeldía ante lo que no son más que mandatos humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s