Etiquetas

La vida se asemeja en demasía a un escaso paréntesis de nuestro estado habitual que es lo que denominamos muerte. La incognoscible infinitud de cuanto rodea lo tangible y efímero nos invita a pensar que lo raro es vivir, por su inmensa brevedad y fragilidad y vulnerabilidad. La cuestión central vuelve a urgirnos: ¿qué es la muerte?  ¿Qué será ese estado que parece prolongarse como el “normal”? ¿O no somos? ¿O qué somos?