A quien sueña le sostiene la esperanza, esa ingenua ilusión de que hay progreso.