Pensando en Javier Marías.

No hay comentarios

La literatura exquisita no es degustable por el gran público, no es de masas. Incluso, paradójicamente, quien debería poder catarla no percibe su superior finura. Algunos, como Javier Marías son víctimas de esta ilustre ignorancia, que siempre es atrevida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s