Etiquetas

, ,

Quizás la verdad no sea sino una exigencia humana de sentido. La búsqueda de lo auténtico, de la ultimidad armoniza con una realidad a desvelar, cuya conquista sea el anhelado hallazgo de la verdad. Siendo esto así, el sentido está arraigado a la vida, la cual queda exenta de toda vacuidad.

Ahora bien, si en sí misma no hay “verdad” más que como constructo humano, reiniciamos el problema existencial. Controvertido, no obstante sostener hoy en día que la verdad es una.