Etiquetas

,

Narrar implica siempre un ejercicio de conciencia de lo propio y de lo ajeno, que fluctúa entre  el ego y el descentramiento en pro de aprehender algo universal en el emocionario humano.