Defraudar

No hay comentarios

Al defraudar a otros por impotencia, pero con plena consciencia y no dispuestos ya a esfuerzos desmedidos, quizás estemos ofreciendo la experiencia de sentir que ni el otro es omnipotente, ni debemos ser insensibles a las necesidades ajenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s