Etiquetas

,

Expulsamos culebras verbales ante la impotencia de la acción, que nos deja paralizados e iracundos.