Etiquetas

, ,

Si algo nos sorprende por escabroso es posible que haya rozado el límite de algún tabú –siempre que no hablemos de una salvajada humana-