Etiquetas

, , ,

La pobreza infantil es el infanticidio de todos, pero en especial de los políticos y sindicatos que tienen la sinvergüenza de divagar con banalidades y no asumir sus responsabilidades, mientras cobran unos sueldos que si recortáramos podríamos empezar a compensar su irresponsabilidad.