Etiquetas

¿Cómo debe ser la vida sin la sombra alargada de la culpa? Se ha desvanecido definitivamente entre llamadas y visitas que horadaban la conciencia, envuelta de toda la ambivalencia emocional que cabe entre el dolor padecido y la pena. Cómo debe ser la vida sin ti, sin él, ausentes ya, por siempre; reelaborando a partir de ahora un mundo sin ese regusto que vuestra presencia agriaba. Quizás haya un después y os hayáis reencontrado y tengáis la ocasión de repensar qué hicisteis con los hijos que le robasteis a la vida. Descansad en paz, lo necesitáis.