Proteger

No hay comentarios

Con un afán huracanado extiendo todo lo que en mí puede prolongarse para cubrirte el alma, y evitarte no la vida sino su aspecto lacerante. Así, expío mi culpa, incapaz de sostener la tensión e incertidumbre que requiere tu propio diálogo con la existencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s