Ser mujer

Ser mujer es la desventaja, en un mundo donde el poder es marcadamente masculino, y solo el cuerpo parece concedernos el derecho a existir. Eso sí, sometidas a los impulsos descerebrados del macho. Por eso cuando, con malevolencia, se habla de la feminización de las sociedades, debemos entender que los hombres han empezado a tolerar su ambivalencia sexual y rehacen un discurso que los justifique. Siempre constituyen narraciones desde lo masculino, para mantener el estatus quo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s