Etiquetas

, , ,

Israel, tal vez el pueblo mal elegido. Aunque “muerto Dios”, solo cabe pensar que se eligieron a sí mismos, porque no siendo el único víctima de un terrorífico genocidio ¿por qué no elegir al hombre, verdugo y víctima de su depravación? Basta de egolatrías y exigencias que solo llevan a la autodestrucción.